(Fragmento de la obra "Tardes de lluvia en el porche", de la artista María Rosa Muñoz)

El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda.
(Dicho por Guillermo de Baskerville, en El nombre de la rosa, de Umberto Eco).

lunes, junio 26, 2017

La UASB-E atropella mis derechos laborales



Información sobre docentes en el portal de la UASB-E, del 25.06.17

            Finalmente, aunque con una sarta de engañifas, la UASB-E ha respondido, mediante un comunicado de prensa (El Telégrafo, 23.06.17), a lo que yo he venido reclamando, desde comienzos de mayo, en tres oficios dirigidos a su rector. Todavía no recibo la respuesta oficial del rector a las dos comunicaciones que le dirigí el 27 de mayo y el 13 de junio.
Como yo mismo digo en mis oficios, el rector de la UASB-E sí me recibió el 4 de mayo. El hecho cierto es que, hasta la fecha, el rector se ha negado a reincorporarme a mis tareas académicas en la universidad en tanto profesor de planta que soy.
La UASB-E, en su comunicado, dice: “Cuando en diciembre del año 2015 se venció su licencia como docente, el Dr. Vallejo no presentó oportunamente la solicitud de ampliación.” Esta frase tiene dos falsedades, que aclararé.
La primera falsedad: no es cierto que en diciembre de 2015 se haya vencido ninguna licencia a mí concedida. Con la Resolución 09/2014, el Consejo Superior de la UASB, presidido por Rubén Vélez, me concedió licencia hasta el 4 de abril de 2016.
La segunda falsedad: no es cierto que yo no haya presentado la solicitud de ampliación de mi licencia.
Primero, en abril de 2016, toda vez que continuaba en la función de embajador, presenté la solicitud de ampliación de mi licencia, misma que me fue concedida por el presidente del Consejo Superior de la UASB, Luis Fernando Duque quien, textualmente, resolvió: “autorizar la prórroga de dicha licencia sin sueldo por el período que duren sus funciones.”
Segundo, en mayo de 2016, una vez que estuve posesionado como ministro de Estado, volví a solicitar la ampliación de la licencia. Nuevamente, el presidente del Consejo Superior de la UASB, Luis Fernando Duque, resolvió: “autorizar la prórroga de su licencia sin sueldo por el período que duren sus funciones.”
Yo no he desconocido ninguna competencia del rector de la UASB-E. Es este, el que están desconociendo la autoridad del presidente del Consejo Superior de la UASB, Luis Fernando Duque, al desacatar la Resolución No. 01-2017, emitida el 11 de mayo, Formalización reincorporación doctor Raúl Vallejo Corral, docente profesor de planta del Área de Letras y Estudios Culturales, y miembro del Consejo Superior de la UASB, cuyo «Artículo único» dice:

Disponer que la Sede Ecuador de la Universidad Andina Simón Bolívar, para que en un plazo no mayor de 15 días, realicen los trámites correspondientes para formalizar la reincorporación del Doctor Raúl Vallejo Corral, docente profesor de planta del Área de Letras y Estudios Culturales, y miembro del Consejo Superior de la UASB, quien se encontraba debidamente autorizado para gozar de una licencia sin sueldo mientras ejercía funciones de embajador de la República del Ecuador ante el Gobierno de Colombia y posteriormente como Ministro de Cultura y Patrimonio de ese país.

            El plazo se cumplió el 27 de mayo. Para información de la ciudadanía, la UASB-E al decir que yo he “exhibido documentos que no corresponden”, pretende desconocer la autoridad del economista Luis Fernando Duque, presidente del Consejo Superior de la UASB, “máximo organismo de dirección de la universidad”, según lo estipulado en el artículo VII, numeral 1, de su Estatuto. Reglamentariamente, debe saber la ciudadanía, es al presidente del Consejo Superior de la UASB, Luis Fernando Duque, a quien yo tenía que solicitar la ampliación de mi licencia sin sueldo.

            Asimismo, la Secretaria General, dice, refiriéndose a mi situación laboral: “Podría luego pedir su recontratación al rector de la universidad, sometiéndose a las normas y procedimientos que todos, sin excepción, deben observar.” Esta afirmación, constituye un escandaloso atropello a mis derechos laborales. El comunicado de la UASB-E oculta algunos hechos:

1) En ningún momento la UASB-E me comunicó que mi licencia había concluido. Tampoco lo hubiera podido hacer, justamente, porque siempre solicité la prórroga de la misma.
2) La vigencia de la licencia está corroborada por el hecho de que la UASB, sede Ecuador —como corresponde a mi estatus de profesor de planta del Área de Letras y Estudios Culturales—, me ha incluido en la página web de la universidad; asimismo, consto en el folleto de Convocatoria Internacional 2017 de los Programas de Maestría de Investigación; y, además, en la pasada consulta previa para designar rector, que tuvo lugar el 24 de octubre de 2016, estuve, como docente de planta, en el Padrón electoral y ejercí mi derecho al voto.
Si yo hubiera dejado de ser profesor en diciembre de 2015, como miente el comunicado de la UASB-E, entonces no tendría que haber figurado en la promoción que la universidad hace de sus programas para 2017, y menos, constar en el padrón de la consulta previa de octubre de 2016 que la propia UASB-E elaboró.
3) Al exigir que yo pida una “recontratación”, la UASB-E está reconociendo que ha atropellado mis derechos laborables, pues, por un lado, dice que soy profesor de planta en la promoción de sus programas de maestría y, por otro, pretende sostener que ya no pertenezco a la planta docente y que debo solicitar mi recontratación.
Al leer mi artículo anterior, el rector de la UASB, sede Bolivia, doctor José Luis Gutiérrez Sardán, tuvo a bien enviarme el siguiente mensaje:

Respetado y apreciado Dr. Raúl Vallejo:
Gracias por la información que nos comparte. Como le hice conocer nuestro criterio en otra oportunidad anterior, los derechos del profesor universitario no se pierden por “Servicio a la Patria” (prestar el servicio militar o representar al Estado como Embajador o Ministro de Estado). Este criterio rige en la Universidad Andina Simón Bolívar -Sede Central- pues de lo contrario privaríamos al Estado del importante aporte de nuestros mejores talentos. La democracia exige respeto y tolerancia, no sólo en procesos electorales sino en forma permanente. La democracia otorga, no restringe derechos.

Criterio que, según se desprende de su negativa a reintegrarme como docente, no comparten las autoridades de la UASB, sede Ecuador. Está claro que, a pesar de las pomposas declaraciones de pluralismo y democracia de las autoridades de la UASB-E, en ellas lo que prima es el sectarismo político.
No voy a referirme a los otros temas porque ya lo hice en mi artículo anterior y la UASB-E en su comunicado se limita a negar padre y madre con generalidades que no aclaran nada. Quiero que las autoridades universitarias y laborales del Ecuador, así como la ciudadanía, se enteren de que las actuales autoridades de la UASB-E están violentando mis derechos laborales.

1 comentario:

Lucre dijo...

Es lamentable que este tipo de triquiñuelas se den en ámbitos en donde deberían primar la honestidad y la transparencia por encima de cualquier otra condición. En el afán revanchista de obstaculizar el desempeño de Raúl Vallejo como docente de la UASB están perjudicando a la institución misma y a todos los estudiantes que se beneficiarían con la sabiduría, el dominio didáctico y la calidad humana de Raúl. Pero no se trata solamente de eso: se supone que son las instituciones educativas y académicas las que deben marcar, aparte de todo, una pauta ética en el desarrollo de la sociedad, y eso está siendo violentado con esta actitud que desdice del espíritu universitario (lugar en donde se respeta la universalidad y se da la bienvenida a una diversidad de opciones y tendencias) y de la misma calidad humana y moral de sus directivos, en tanto en cuanto se mantenga esta actitud sectaria y discriminatoria.