(Fragmento de la obra "Tardes de lluvia en el porche", de la artista María Rosa Muñoz)

El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda.
(Dicho por Guillermo de Baskerville, en El nombre de la rosa, de Umberto Eco).

viernes, octubre 29, 2010

De nuevo esposos


Para Alina, siempre

Vienes de nuevo a mí, mirlo de vigilia canora,
Al hogar encendido por nuestro dueto vital
Bajo la sábana de eternidad que nos cobija.

Voy otra vez a ti, navegante de rumbo recuperado,
Con la brújula de mi corazón que todos los días
Señalará a tu pecho tibio, a tus labios memoriosos.



Te tomo como esposa, Alina morena, ánima antigua;
Calma de mi mar encabritado con la frágil dulcedumbre
De tu indómito vientre, de tu piel que es huella de mi piel.

Tómame como esposo que si el futuro siempre es ilusorio
El presente es la desnudez sencilla de tu mano en la mía,
Plenitud de dos que compartimos la dicha de la existencia.

Quito, 29 de octubre de 2010


Todas las fotos fueron tomadas por Sebastián Vallejo Vera

5 comentarios:

Sharvelt dijo...

Hermosas palabras, un momento sin duda mágico, mis felicidades y un fuerte abrazo.

Abdon dijo...

Felicidades renovadas.Con carño. Ruby y Abdón

Dolores dijo...

Qué poema, qué amor!!!! realmente de envidia...
Los felicitamos de todo corazón
Lola y Raúl Baca

María Rosa dijo...

Felicitaciones querido Amigo, un abrazo grande desde Cuenca y que el amor siga expresandose con estos hechos...¡Tiempo de celebrar! muchos saludos para Alina.

Jenny dijo...

Felicitaciones, nuestros más sinceros deseos para un comienzo y una vida llena muchas bendiciones y éxitos.

Afectuosamente
Familia Izquierdo León

P.D. Besos para Martín y Mateo realmente son una bendición