(Fragmento de la obra "Tardes de lluvia en el porche", de la artista María Rosa Muñoz)

El diablo no es el príncipe de la materia, el diablo es la arrogancia del espíritu, la fe sin sonrisa, la verdad jamás tocada por la duda.
(Dicho por Guillermo de Baskerville, en El nombre de la rosa, de Umberto Eco).

lunes, julio 02, 2012

Acoso textual en el C.C. García Márquez, Bogotá


¿Una? ¿Un? estudiante universitario explora su identidad inventando múltiples personalidades virtuales e intercambiando correos electrónicos con curiosos personajes, virtuales ellos también, alrededor del mundo. Así, banano@wam.umd.edu en ocasiones se presenta como un romántico en busca del amor, en otras es una posgraduada de ciencias políticas que problematiza las utopías socialistas del siglo xx, o se convierte en un explorador del placer del sexo virtual. Para cada uno de sus interlocutores cibernéticos tiene un género, un interés y una personalidad distintos. Es un ser andrógino como el lenguaje.

Ahora, banano@wam.umd.edu debe enfrentarse a sus propias preguntas: ¿Debo matar a las personalidades ficticias para encontrar mi identidad verdadera? ¿Debería convertir mis relaciones virtuales en realidades físicas? ¿Qué valor tiene la palabra virtual?

Acoso textual, novela pionera en la literatura hispanoamericana en el uso de correos electrónicos para relaciones epistolares, nos ubica en un espacio virtual en que las personas se construyen a sí mismas con las palabras que van y vienen a través de Internet.

3 comentarios:

EduardoMoránNúñez dijo...

He descubierto un nuevo tipo de sociedad: la sociedad conectada. Los "otros" son los nicknames que tienen todos los atributos de humanidad pero que únicamente hacen prevalecer una sola de todas aquellas conductas humanas. Sé que esta tribu virtual que hoy pretende secuestrarme, según el avance de la informática, será tan real como el contexto que hoy me rodea. Esto de "navegar", si no estás acostumbrado a desplazarte "on line" puede hacer que termines devolviendo todo lo que has ingerido encima del teclado. En la tribu virtual han desaparecido alguna vocales: (intrnt), (dm tu pin) ( tnvio mi clu). ¿Qué tan reales son los seres de la tribu que están conectados a la red? ¿Qué tanta existencia tenemos si no estamos en la red? Con su Acoso Textual Raúl Vallejo nos obliga a plantearnos esta y un sinnúmero más de interrogantes y a analizar las posibles respuestas

EduardoMoránNúñez dijo...

Ruptura es una transición del pasado al presente. Es un quiebre de la línea de continuidad. La ruptura se produce porque hay una visión múltiple, no hay límites. Pienso que Acoso Textual es una novela de ruptura y no puedo calcular la influencia que tendrá.

EduardoMoránNúñez dijo...

Estimado Raúl: En nuestros, no tan lejanos, años de la adolescencia hablábamos de hacernos sentir como una nueva propuesta literaria, que sea como una tempestad desatada y sin visos de escampar durante mucho tiempo. Nos reunimos para darle forma a aquello que sería la prueba impresa de nuestra propuesta. La revista TEMPESTAD.
Después con tu CUENTO A CUENTO CUENTO, libro que tuvo el logro de zarandear a los más ortodoxos, ya ratificaste lo que sería tu trayectoria hasta el presente. Ahora asistimos a esta ruptura que significa ACOSO TEXTUAL, que como dije anteriormente, no puedo calcular la influencia que tendrá en la aldea global. Estimado Raúl: aunque por razones, más de tiempo que geográficas, no podré estar presente en la presentación del libro y conversatorio en el CC García Márquez, pienso que ACOSO TEXTUAL debe ser analizado en ese y en todos los ámbitos.Un abrazo.